Publicado el Deja un comentario

¿Enseñar a su pastor alemán a quedarse en el jardín?

Los pastores alemanes y los jardines son una buena combinación. Sin embargo, para la seguridad de su perro, es aconsejable vallar su jardín adecuadamente, pero tambiénenseñar a su perro a no saltar la valla y a permanecer en el jardín. Este artículo le muestra cómo hacerlo.

El adiestramiento comienza con los procesos básicos de obediencia

Antes de que pueda enseñar a su pastor alemán a permanecer en el jardín, debe tener habilidades básicas de obediencia. Esto incluye ser capaz de escucharle en todo momento y dominar la orden de retirada. Si su perro aún no domina estas habilidades, debería trabajarlas primero.

Adiestrar a su perro para que permanezca en el jardín es una forma de adiestramiento de límites. El concepto es el mismo que cuando restringes el acceso a determinadas habitaciones de tu casa o a determinados objetos. Como todo adiestramiento de límites, pedir a su perro que se quede en el jardín requiere mucha repetición y paciencia.

Paso 1: Identificar los límites

Lo primero y más importante es identificar la zona que no quieres cruzar. Una vez que lo hayas decidido, si la zona aún no está marcada, puedes utilizar cuerdas o banderas para marcar claramente la línea que tu pastor alemán no debe cruzar.

Paso 2: Enseñe a su perro la línea

Para empezar, ata a tu pastor alemán a su correa. Asegúrate de que está seguro y no puede llegar a la zona exterior del jardín. Una vez que su perro esté atado, camine hasta el límite que ha establecido y deje que su perro le siga hasta allí. Arroja golosinas junto al límite. Deje que su perro los encuentre. Si consigue encontrar las golosinas sin cruzar el límite, elógielo con cariño. A continuación, muévete fuera del límite, pero no dejes que tu perro te siga hasta allí. Siga lanzando golosinas dentro de la zona y elogie a su perro si no cruza el límite para encontrarlas.

Siempre que su pastor alemán intente seguirle fuera de la zona, anímele a volver a entrar lanzándole golosinas y animándole a ir a por ellas. Repita el ejercicio varias veces hasta que su perro entienda que no debe salirse del límite. Una vez que entienda que debe permanecer en el jardín, puedes alejarte más. Elogie su jardín cada vez que se quede en él y no le siga. Pero, en cuanto intente cruzar la línea, empújalo de nuevo al jardín, esta vez sin darle una recompensa.

Paso 3: Reforzar el aprendizaje

El paso anterior puede llevarle a su pastor alemán varios días para dominarlo. Lo importante es que seas paciente con tu perro. Cuando veas que tu perro ha entendido lo que quieres de él, puedes desatarlo. Pero antes de hacer esto, puedes probarlo con otro método.

Esta vez, pídale a un amigo que su perro conozca que pase por delante de la valla, y pídale que lance un juguete justo detrás del límite que ha establecido. Si su pastor alemán se queda en el jardín, recompénselo con golosinas. Sin embargo, si cruza el límite para reunirse con su amigo, empújelo de vuelta al jardín para que entienda que no debe salir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.